Siembra y cultivo de la endivia o achicoria


      
27 mayo, 2013. Categoría: Hortalizas y verduras Etiquetas: , .

La endivia, a la que llamamos también achicoria, es una deliciosa legumbre que se puede comer tanto cruda como cocida.El cultivo de la endivia es fácil y su recogida a menudo es muy generosa si se siguen ciertos consejos.

Nombre científico: Cichorium intybus, L
Familia: compuestas (Asteraceae)
Tipo: legumbre
Altura: 20 a 50 cm
Exposición: soleado
Suelo: ordinario
Recogida: de noviembre hasta marzo

Semillero con plantas de achicoria, para transplantar

Semillero con plantas de achicoria, para transplantar

Plantación de la endivia achicoria:

Para obtener un buen cultivo de la achicoria, es aconsejable efectuar la siembra en el mismo lugar donde se van a desarrollar y a partir de mayo.
Para ello con la cantidad de semillas a sembrar, las mezclamos con un poco de arena seca para ayudar a repartir mejor las semillas por el terreno.

Una vez las primeras hojas aparezcan es necesario aclarar el terreno dejando una separación de 15/20 cm entre cada planta.

Raíces de achicoria listas para poner en sustrato a producir endivias

Raíces de achicoria listas para poner en sustrato a producir endivias

Forzado y recolección de la endivia:

El forzado de la achicoria para obtener el brote (endivia), se ha mejorado mucho gracias a las innovaciones genéticas de los últimos años. Este proceso se a vuelto mucho más simple y se realiza en una bodega, en un tiesto o caja llena de tierra.

  • En el mes de octubre/noviembre, se arrancan las plantas de achicoria del terreno que se han plantado en mayo.
  • Se corta el follaje a 1 o 2 centímetros de la raíz.
  • Se igualan las raices entre ellas para que todas tengan una longitud parecida.
  • Se elige un lugar oscuro (que no penetre ninguna luz): bodega, sótano, o en una zanja en el exterior.
  • Se instalan las raices unas al lado de las otras, y se rellena el tiesto o caja con tierra sin llegar a tapar las raices. Si se instalan en una zanja en el exterior luego se ha de extender paja por encima para que no le dé la luz a las endivias. Lo bueno de hacerlo en un tiesto o caja en un sótano es que nos libramos de los roedores que suelen comer las endivias.
  • Se realiza luego un riego ligero procurando no empapar mucho la tierra para evitar la pudrición.
  • Al cabo de 3 o 4 semanas se podrá recoger la primera cosecha de endivias.

Después de la primera endivia recolectada una misma raíz producirá otra endivia aunque no de tan buena calidad. Después de la segunda cosecha las raices comenzarán a emitir pequeños brotes durante mucho tiempo que podrán perfectamente ser aprovechados para ensaladas hasta el próximo año.

Si no disponemos de un lugar totalmente oscuro la endivia se volverá de color verde y mucho más amarga. Podemos cubrirlas con un plástico negro para conseguir más oscuridad procurando clavar unos palos para sostener el plástico por encima de los brotes y que no se dificulte su crecimiento.

Consejo: Es conveniente poner las raices a brotar de forma espaciada para tener endivias durante un largo período.

Dejar un comentario