El cultivo de las judías


      
27 mayo, 2013. Categoría: Hortalizas y verduras Etiquetas: .

Las judías son legumbres de fácil cultivo. Necesitan de pocos cuidados. Es aconsejable elegir las variedades de judías aptas en función de la localización y el clima.

Nombre: Phaseolus vulgaris
Familia: Fabaceae
Tipo: Anual
Altura: de 40 hasta 400 cm
Exposición: Soleado
Suelo: Ligero, no demasiado húmedo

Recolección: de dos a tres meses después de la siembra según la especie.

Siembra de las judías:

La siembra de las judías se realiza desde abril hasta julio dependiendo de la región.

Para las zonas situadas más hacia el norte habrá que esperar hasta mediados de mayo.

  • Hay que esperar a que pasen todas las heladas antes de la siembra y el suelo deberá tener una temperatura de 10-12 ºC.
  • Si en algún momento hay peligro de heladas habrá que proteger los sembrados.
  • Espaciar la siembra en el tiempo para prolongar el período de recolección al máximo, si se desea consumir las judías siempre frescas.

Técnica de siembra de las judías:

Hay que sembrar cuando la temperatura del suelo se eleve por encima de los 15 ºC, idealmente con temperaturas de 18 ºC.

  • Sembrar en linea a distancias de 40 cm entre líneas o en hoyos con 4 o 5 semillas por hoyo.
  • Las judías se desarollan mal en tierras compactas y arcillosas.

Espaciamiento de las semillas:

En lo que se refiere a las variedades de judías de porte bajo, éstas son las más fáciles de cultivar, pues no necesitan el uso de tutores.

  • Espaciar las siembras en linea de 4 a 5 cm entre semilla.
  • Espaciar cada linea a una distancia de unos 40 cm.

En lo que se refiere a las variedades de porte alto.

  • Siembra en hoyos, a razón de un hoyo cada 40 cm.
  • Espaciar cada línea unos 70 cm.

Recolección de las judías:

Como saber cuando debemos recolectar las judías de forma que no estén ni muy maduras ni demasiado jóvenes?

  • Se han de recoger las judías una vez que han alcanzado la mitad de su talla definitiva.
  • Si se recogen demasiado tarde, estarán filandrosas resultando desagradable su degustación.

Frecuencia de recogida de las judías:

Debemos recoger judías cada 2 días para conseguir una buena rotación y permitir a las plantas de continuar con la producción de nuevas judías.

Conservación de las judías:

El tiempo de conservación de las judías no es muy grande a no ser que se congelen.

  • 2 a 3 días en un lugar fresco y aireado.
  • En el congelador, varios meses.

Parásitos y enfermedades que afectan a las judías:

Las principales enfermedades que afectan a las judías son la antracnosis, roya y la grasa.

  • La antracnosis se caracteriza por la aparición de manchas marrones sobre las hojas.
  • La roya se caracteriza por la aparición de manchas amarillas-anaranjadas sobre las hojas.
  • La grasa que está provocada por un hongo se caracteriza por la aparición de manchas amarillas sobre las hojas.

El mejor tratamiento contra estas enfermedades consiste en pulverizar a las plantas con caldo bordelés (sulfato de cobre y cal) de forma preventiva y como tratamiento de base después de que haga calor y haya mucha humedad (habitualmente después de un período de lluvia).

En lo que se refiere a los parásitos, están el pulgón, las babosas, arañas rojas y el gorgojo de las judías (Acanthoscelides obtectus).

Consejos:

  1. La judía es sensible al frío por lo que es esencial que estén ubicada en zonas muy soleadas.
  2. Evitar los riegos demasiado abundantes ya que a esta planta no le gusta la humedad. Se deberá regar cuando la tierra esté seca y sin ser muy copioso.
  3. La judía es un alimento rico en vitaminas, con un buen valor nutritivo lo que la hace ideal como acompañamiento de las comidas.

Dejar un comentario