Como cultivar cebollas


      
27 mayo, 2013. Categoría: Hortalizas y verduras Etiquetas: .

La cebolla ya sea blanca, roja o amarilla es una planta de bulbo que se usa para condimentar desde hace mucho tiempo y fácil de cultivar. Desde la plantación o la siembra hasta su recolección, los cuidados no deberían ser un problema.

Nombre científico: Allium
Familia: Liliaceae
Tipo: Vivaz, bianual
Altura: de 80 a 100 cm
Exposición: Soleado
Suelo: Ligero y drenado
Floración: de abril a septiembre

Cebollas transplantadas al huerto de cultivo

Cebollas transplantadas al huerto de cultivo

Plantación de las cebollas:

Existen dos formas de plantar las cebollar, mediante semillas de cebollas o mediante la plantación de bulbos o plantas jóvenes.

  • La siembra de las semillas se realiza en un semillero a finales del invierno y hasta el principio de la primavera. Se puede decir que la siembra se efectua desde febrero hasta abril.
  • La plantación de bulbos de cebolla se realiza en el mismo período y a una profundidad de 3 veces la talla del bulbo. Con una separación entre plantas de 10 a 15 cm.
Semillero de cebollas bajo invernadero

Semillero de cebollas bajo invernadero

Cosecha de las cebollas:

Variedades de verano:

La cebolla blanca se recoge más temprano, en general a partir del mes de mayo, pues se deben cosechar antes de su maduración completa.

Se pueden ir arrancando a medida que se necesita o esperar a que hayan alcanzado la madurez.
En estos casos, habrá que dejarlas secar al sol durante algunos días protegiéndolas de la humedad (se pueden recoger al atardecer y sacarlas al días siguiente).

Variedades de invierno:

En el caso de las variedades de invierno, se han de arrancar una vez que el follaje se ha secado bien, y como para las variedades de verano, se han de secar al sol durante algunos días.

Conservarlas al abrigo de la humedad, en un sitio fresco y aireado.

Saber más de la cebolla:

Principalmente se consumen las cebollas amarillas, pero la cebolla puede perfectamente ser blanca o roja.

Los sabores serán entonces diferentes, más azucarados para las rojas (confitura de cebolla) y ideales en ensaladas o de confitar para las blancas.

Las amarillas se utilizan para la mayoría de los platos a base de cebolla.

Consejos:

Evitad los suelos demasiado ricos, no es necesario realizar el aporte de abono alguno.

También debeis saber que para una buena conservación, la cebolla amarilla es la mejor.

Dejar un comentario